El Ayuntamiento de Málaga adjudica a Sando la prórroga del Plan de Conservación Viaria por 4 millones de euros

El Ayuntamiento de Málaga adjudica a Sando la prórroga del Plan de Conservación Viaria por 4 millones de euros

A primeros de agosto ha entrado en vigor la prórroga del Plan de Conservación Viaria de la ciudad de Málaga, servicio que la compañía Sando presta en UTE.

Tal y como ha comunicado el Ayuntamiento de Málaga, el plazo de ejecución de este contrato será de un año e implicará la prestación del plan de conservación de pavimentos, firmes, vías de alta intensidad, mobiliario urbano y muros. Asimismo, se velará por el mantenimiento y conservación de los firmes y pavimentos de las vías públicas, viales internos de los parques urbanos y espacios libres, así como elementos de contención (muros, taludes, etc.).

El presupuesto de la prórroga del Plan de Conservación Viaria de Málaga alcanza los cuatro millones de euros y permitirá que en el momento punta de su actividad disponga de casi 100 profesionales para llevar a cabo el plan de mejora permanente de las barriadas.

Los objetivos del Plan de Conservación Viaria de Málaga, que ha indicado el Ayuntamiento, consisten en conservar el patrimonio de pavimentos y firmes urbanos; mejorar la seguridad y calidad en el entorno urbano; dar respuesta inmediata a las necesidades que así lo requieran, y minimizar el coste global de mantenimiento para la ciudad: “Todo ello con el fin de erradicar riesgos, eliminar barreras urbanísticas y mejorar la calidad y seguridad de los viales”, matizan desde el Consistorio.

Sistema inteligente

Gracias a esta prórroga el grupo de empresas Sando, a través de la UTE, podrá seguir empleando el sistema Génesis en la ciudad de Málaga. Este software inteligente nace de un proyecto de investigación para diseñar un programa que permita monitorizar la conservación de una smartcity y que consiga que aprenda con cada uno de los datos que se le incorporan.

La herramienta Génesis facilita la gestión global de la información viaria de toda la ciudad y se alimenta de un inventario pormenorizado realizado desde la UTE y que incorpora constantemente datos a tiempo real, como el tipo de solería de cada calle, el mobiliario que contiene, estocaje, etc. Estas funciones posibilitan una administración al detalle, geolocalizada y eficiente de cada elemento de la ciudad.